Comisiones Obreras Canarias | 26 febrero 2024.

Actuar ante organizaciones nocivas para la salud

  • En muchos casos, condiciones laborales nocivas para nuestra salud se asumen como inamovibles y propias de la actividad.
  • No hay excusas para no actuar, existen herramientas para la detección y medidas de actuación frente a los riesgos psicosociales en el trabajo.

15/11/2021.
Psicosociales

Psicosociales

Las deficiencias en el diseño, la organización y la gestión del trabajo, así como un contexto social del trabajo precario, pueden producir resultados psicológicos, físicos y sociales negativos, como la ansiedad, el estrés, la depresión… Se ha normalizado, que condiciones laborales nocivas sean inamovibles y que debemos asumir como propias de la actividad laboral, imponiéndose la pretensión patronal de que la organización del trabajo es exclusiva de su competencia. En estos casos, se hace al margen de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, en cuanto a la no aplicación de los principios preventivos y no cumplir con la obligación de actuar frente a los riesgos psicosociales, cuantificando y eliminando aquellos riesgos derivados de una inadecuada organización del trabajo.

En la actualidad son muchas las personas que trabajan en situaciones de “alta tensión”, esto se produce cuando las exigencias en el trabajo son altas, tener más trabajo del que se puede hacer en el tiempo asignado y tener un “control bajo” sobre el trabajo a desarrollar. La persona trabajadora tiene poca influencia en la toma de decisiones sobre sus tareas y pocas posibilidades de aplicar habilidades y conocimientos. Unido a otros factores psicosociales como: conflicto trabajo-familia, bajo apoyo social, falta de calidad de liderazgo, conflictos de rol… Es generado por la organización del trabajo, donde los métodos de trabajo son autoritarios, mala planificación, recorte de plantillas o carencias tecnológicas y de procesos, así como organizaciones poco participativas provocan una exposición nociva al bajo control.

Investigaciones en todo el mundo demuestran que, si se trabaja a alta tensión puede tener efectos directos sobre la salud, aumentan las cardiopatías coronarias, es más frecuente el infarto y afectaciones de salud mental como la depresión y la ansiedad, aumento de hábitos adictivos… Estamos hablando de un grave problema de salud laboral y salud pública.

No podemos pasar por alto que, la precarización de las condiciones de trabajo y empleo es un factor decisivo, en especial en aquellos puestos de trabajo que son una extensión del trabajo doméstico y de cuidados, actividades laborales menos valoradas socialmente y muchos de ellos ampliamente feminizados. 

Para la investigación, evaluación y prevención de los riesgos psicosociales se utilizan instrumentos de evaluación, que deben ser específicos, válidos, fiables y que proporcionen confianza sobre su resultado. Estos deben servir para identificar y evaluar los riesgos psicosociales. En la actualidad existen diversos métodos aplicables, los más utilizados son los métodos, CoPsoQ-istas21 promovido por CCOO y el método FPSICO del INSST, ambos métodos han sido diseñados por entidades de reconocido prestigio y cumplen lo establecido en el art. 5.3 del RSP. Que además, fomentan la participación activa de todos los agentes en todas las fases del proceso de intervención.

La identificación de personas trabajadoras que trabajan en condiciones de trabajo nocivas va en aumento, una exposición constante para las que no se establecen medidas preventivas. Los criterios de la Inspección de Trabajo son claros, se deben evaluar todos los riesgos pero además se deben implementar las medidas preventivas que surjan del resultado de dichas evaluaciones. 

No hay excusas para no actuar, existen herramientas para la detección y medidas de actuación frente a los riesgos psicosociales en el trabajo, para determinar las causas de esas exposiciones nocivas, canales para facilitar el diálogo y alcanzar acuerdos en la empresa sobre aquello que debe hacerse para que la organización del trabajo no produzca efectos negativos a nuestra salud.

La organización del trabajo tiene mucho por mejorar y atendiendo las regulaciones legales actuales y los recursos disponibles, la salud laboral puede aportar una buena oportunidad para ello. Debemos utilizar los medios disponibles para que las organizaciones del trabajo sean justas, democráticas y saludables. 

Exigimos el establecimiento de medidas preventivas que reduzcan la exposición a los riesgos evaluados.

 

Este comunicado refuerza la acción de sensibilización que tenemos previsto desarrollar el próximo jueves 18 de noviembre vía on line.

Gestión de la seguridad y salud en la empresa: Riesgos psicosociales. Metodologías

Enlace de inscripción:

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSd0BkW50j1Ac9TGby21wopIAbZ_-lENLz6_rkdrXw5CaIfotw/viewform