Comisiones Obreras Canarias | 22 febrero 2024.

  • Formación sindical y cultura del trabajo
  • Actualidad

Las libertades democráticas se gestaron en la tierra de Asturias a través de la huelga y de la movilización

  • Unai Sordo participa en los actos del 60 aniversario de las huelgas del 62 en Mieres

16/09/2022.
Unai Sordo en los actos del 60 Aniversario de las Huelgas del 62 en Mieres

Unai Sordo en los actos del 60 Aniversario de las Huelgas del 62 en Mieres

El secretario general de CCOO, Unai Sordo ha intervenido hoy en Mieres para conmemorar el 60 Aniversario de las Huelgas del 62 donde ha puesto de manifiesto que "la democracia en nuestro país no fue impulsada por una serie de élites sino que fue forzada desde las movilizaciones que llevaban produciéndose desde más de una década antes de la muerte del dictador. Estas movilizaciones son un punto ineludible para entender la transición en España".

"Las libertades democráticas, la democracia y la transición no se gestaron en salones iluminados sino que se gestaron en las galerías de la tierra de Asturias a través de la huelga y de la movilización, cuando ni la huelga ni la movilización estaban permitidas en este país".

En un acto, que también ha contado con la presencia del secretario general de CCOO; José Manuel Zapico, secretario general de CCOO de Asturias; y Helena Plaza, responsable del “Espacio Joven", Unai Sordo ha querido destacar el papel de la clase obrera en la década de los años 60 y 70 "el gran motor que puso de manifiesto las limitaciones de un sistema autoritario y fascista que no hubiera desaparecido por voluntad propia". Esas protestas por las condiciones materiales de vida, los despidos o la mejora de las condiciones de trabajo, "aglutinaron la mayor parte del descontento social y pusieron contra las cuerdas a un modelo que no daba satisfacción a las reivindicaciones legítimas de los trabajadores", ha declarado.

El secretario general de CCOO cree que "debe reconocerse institucionalmente el papel de la clase trabajadora a la hora de conseguir las libertades y los derechos democráticos" porque las movilizaciones en la década de los años 60 y 70 son el gran motor que puso de manifiesto las limitaciones de contradicciones de un sistema autoritario, de un sistema fascista. "Si las calles no hubieran ardido no se hubiese podido evitar la continuación del franquismo sin Franco". "Las huelgas del 62 y su extensión a otros puntos del país, fueron un elemento clave y la punta de lanza" y por ello debe reivindicarse a estos hombres y mujeres y a la clase trabajadora en la consecución de los derechos democráticos, ha concluído.