Comisiones Obreras Canarias | 15 abril 2024.

Trabajadores acogen con “estupor y desconfianza” la disposición del Gobierno a “adaptar” el tacógrafo a los incumplimientos de empresas

    Afirman que, ante una situación de infracciones por los tiempos de jornada y descanso, la solución no puede ser la reducción de los derechos de los trabajadores.

    02/03/2023.
    Tacógrafo

    Tacógrafo

    Los sindicatos fijaron su posición en una rueda de prensa celebrada este jueves, el mismo día en que se presenta una propuesta de Resolución en el Parlamento canario sobre la modificación del uso del tacógrafo.

    Los representantes de los trabajadores afirmaron desconocer el contenido de esta Resolución, por cuanto el Gobierno canario no ha tenido la deferencia de contar con la representación de los trabajadores asalariados, que son el sector mayoritario en el transporte canario, “y no los autónomos ni los patrones como se pretende hacer creer de forma engañosa”.

    Los sindicatos recuerdan que cuando se inicia un proceso de adaptación de una norma en vigor es porque se tiene claro cuál es la motivación para ese cambio legislativo y qué se quiere conseguir con esa adaptación. Los representantes de los trabajadores consideran que esta iniciativa de "adaptación" tiene su origen en el paro patronal de las empresas en respuesta por las importantes sanciones que están pagando debido a que el tacógrafo refleja las infracciones en cuanto a tiempos de conducción y descanso: “Parece entonces que lo que se quiere conseguir con esa adaptación es que las empresas paguen menos sanciones, con independencia de que esto suponga implantar la ley de la selva para los trabajadores”.

    Desconfianza ante la actitud del Gobierno

    Por otra parte, los sindicatos muestran también su “enorme desconfianza” ante una nueva "adaptación" del uso del tacógrafo en Canarias, ya que cuentan con el precedente de la anterior "adaptación", mediante el real decreto 1082/14, que se tradujo en una reducción d elos derechos de los trabajadores por la vía de la drástica disminución de los tiempos de descanso. En esta “adaptación” del año 2014, el Gobierno central decretó, con la aquiescencia del Gobierno canario, que los tiempos de descanso entre jornada en Canarias y Baleares fueran de 8 horas, frente a las 11 horas del resto de España, reducible a 9 horas solo tres días a la semana. Esta “adaptación” también trajo consigo la mayor flexibilización para la desprogramación de uno de los dos días de libranza semanal y también que los tacógrafos en los barcos se pusieran en modo descanso eximiendo a las empresas de la obligación de aportar camarote para que ese descanso se pudiera disfrutar de manera efectiva.

    Los sindicatos consideran que, ante la situación de incumplimiento generalizado de las empresas, la solución no puede ser la reducción de los derechos de los trabajadores con mayor reducción de los descansos, o un menor control con la eliminación del tacógrafo, o que permanezca éste en sombras midiendo menos parámetros de los que aporta por su diseño. Esta es, precisamente, la última propuesta patronal conocida: mantener el tacógrafo en modo“out” para que, de este modo, no mida ningún parámetro.