Comisiones Obreras Canarias | 26 febrero 2024.

CCOO denuncia la extralimitación de algunas comunidades autónomas y la presión de sectores que quieren que se consideren esenciales servicios que no lo son

    Desde que el Gobierno limitó el trabajo a las actividades esenciales, CCOO de Industria asiste a un verdadero mercado persa. De manera vergonzante y sin tener en cuenta la situación de crisis sanitaria, empresas de diferentes sectores mueven los hilos para que se las considere esenciales. Están más pendientes de qué hace su competencia y de presionar a los gobiernos regionales, que de asumir su responsabilidad social.

    31/03/2020.
    Las empresas priorizan su interés y retuercen la interpretación de la norma

    Las empresas priorizan su interés y retuercen la interpretación de la norma

    Desde que el 29 de marzo se publicó en el BOE el Real Decreto Ley 10/2020, se ha ajustado la producción industrial a sus requisitos. El proceso que, con la nota aclaratoria del Ministerio de Industria, se desarrolló el lunes de manera razonable, se ha visto distorsionado por dos elementos preocupantes y denunciables: la falta de sensibilidad social y los intentos de retorcer la interpretación de la norma, que diluyen el objetivo de reducir la movilidad de las personas y priorizan los intereses empresariales.

    Por un lado, las empresas presionan para declarar esenciales sus procesos cuando no lo son y aumentan de manera ficticia las personas trabajadoras que tienen en plantilla, para poder producir encubriéndolos como servicios mínimos. Por otro, la falta de coordinación entre la Administración central, las delegaciones de gobierno territoriales y los gobiernos autonómicos ha dado lugar a la aparición de soluciones “a medida” en algunas comunidades autónomas. Es el caso de la interpretación que ha hecho el Principado de Asturias y a la que otras comunidades autónomas se quieren sumar.

    CCOO de Industria exige al Gobierno que garantice la coordinación, que los gobiernos autonómicos no se extralimiten en sus competencias y que eviten la incertidumbre y los mensajes contradictorios. El sindicato también reclama a las empresas y a los sectores que dejen de presionar a las administraciones. Desde ayer retuercen la ley para que consideren sus actividades esenciales o indispensables, sabiendo que, ni lo son, ni el espíritu de la medida les ampara. CCOO les recuerda sus códigos de responsabilidad social corporativa y que lo prioritario es atender la crisis sanitaria que provoca tanto dolor a las familias que pierden a seres queridos, sufrimiento a las personas contagiadas y esfuerzos a la sociedad que está confinada en casa.

    CCOO de Industria reconoce el papel de los miles de compañeros y compañeras que, atendiendo a las recomendaciones y al objetivo de las medidas que se han adoptado, han permitido que sindicatos y empresas alcancen acuerdos para que el sector industrial se ponga al servicio de la sociedad y del país, suspenda temporalmente la actividad donde es necesario y se trabaje donde es imprescindible. En aquellas actividades donde se mantiene la producción, lo prioritario es garantizar las medidas de protección y los protocolos de seguridad necesarios en cada momento.

    En el caso de que se produzcan abusos, tanto porque se desarrolla una actividad no esencial como porque, aun siendo esencial, no se cumplen las medidas y elementos de protección, el sindicato ruega que se le informe de lo que ocurre, para atender todas las incidencias que tengan lugar.