Resumen de la Estrategia para Reactivar el Turismo por COVID-19 de la Comisión Europea

    La Comisión Europea propone un plan de desescalada en tres fases con objeto de crear corredores seguros de personas, garantizar liquidez a las empresas y mantener el empleo.

    27/05/2020. Gabinete Técnico CCOO Canarias
    Resumen de la Estrategia para Reactivar el Turismo por COVID-19 de la Comisión Europea

    Resumen de la Estrategia para Reactivar el Turismo por COVID-19 de la Comisión Europea


    La apuesta de la Comisión Europea, CE en adelante, es incrementar la resiliencia del turismo y dar un paso firme hacia la consolidación de un turismo sostenible, más verde y digital, manteniendo la posición de Europa como principal destino turístico y maximizando la contribución de este sector al crecimiento y al empleo. La sostenibilidad exige:

    • Mejores conexiones
    • Una gestión inteligente de los flujos turísticos.
    • La diversificación de la oferta turística.
    • Un transporte más sostenible y asequible.
    • El desarrollo de capacidades de sostenibilidad para los profesionales del turismo y un mayor esfuerzo por aumentar la sensibilización sobre la variedad de paisajes y la diversidad cultural de toda Europa.

    El paquete de medidas está destinado tanto a clientes (turistas y viajeros/as) y empresas. Las recomendaciones se sustentan en lo siguiente:

    Personas Empresas
    • Reapertura segura de fronteras y restablecimiento de la libre circulación sin restricciones.
    • Restablecimiento de todo tipo de servicios de transporte en toda la UE, al tiempo que se protege la salud de los trabajadores y de los pasajeros.
    • Reanudación segura de los servicios turísticos.
    • Utilización de las tecnologías digitales para proporcionar a los interesados información suficiente que les permita planificar sus viajes.
    • Protección de los derechos de los consumidores.
    • Bonos como alternativa atractiva y segura al reembolso en efectivo
    • La defensa de los puestos de trabajo con hasta 100.000 millones de euros de ayuda financiera procedentes del programa SURE
    • La conexión de los ciudadanos con la oferta turística local, promoviendo las atracciones y el turismo de proximidad y Europa como destino turístico seguro
    • El apoyo financiero a través de la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus, préstamos del FEI (Fondo Europeo de Inversiones) y normas flexibles sobre ayudas estatales

     

    Ampliando la información de la tabla anterior, en el caso de las personas, enfatiza en la coordinación entre Estados miembros con evolución similar de la pandemia para eliminar las restricciones a la libre circulación de personas de forma gradual, coordinada y al amparo del principio de no discriminación, con especial referencia a la protección de la salud de las personas y trabajadores/as. De modo similar propone la recuperación de la totalidad de los medios de transporte y acuerdos entre los países miembros para que la tecnología digital empleada en el rastreo de contactos ofrezca información veraz, en tiempo real y en cualquier punto de Unión Europea.

    Respecto a las empresas, el grueso de ayudas se configuran en formato de préstamo como el programa SURE, destinados al mantenimiento del empleo, con fondos que ascienden a 100.000 millones de euros. Estos fondos son de carácter temporal y por una emergencia a los que los países pueden acceder previo aval de 25.000 millones de euros. El Gobierno ha autorizado a la Administración General del Estado a otorgar avales por importe máximo de 2.252.890.750 euros en el año 2020, según lo dispuesto en el RDL 19/2020, de 26 de mayo, por el que se adoptan medidas complementarias en materia agraria, científica, económica, de empleo y Seguridad Social y tributarias para paliar los efectos del COVID-19.

    Asimismo, para garantizar la liquidez de las empresas turísticas y en especial las pymes, en coordinación con el Fondo Europeo de Inversiones se han desbloqueado hasta 8.000 millones de euros con un alcance de hasta 100.000 pequeñas empresas.

    La propuesta de la CE es una apuesta por un turismo sostenible, más resiliente y no sólo abarca el año 2020, también los venideros. Expresa una voluntariedad de colaborar con los Estados miembros y de trabajar conjuntamente con ellos. Sin embargo, el carácter del documento es de “recomendación” sin consecuencia legal y ello deja al arbitrio de acuerdos adoptados entre países con heterogeneidad de intereses y recursos, materias que podrían ser susceptibles de regulación expresa y de cuyos resultados dependería que hubieran más brotes, como por ejemplo los protocolos para viajar de forma segura, limitar la ocupación de los medios de transporte en función de su capacidad asegurando la distancia social mínima, etc. Si los criterios a aplicar no están regulados para que sean homogéneos entre países, difícilmente habrá una coordinación de intereses, generando presiones de unos Estados a otros y notables diferencias entre los resultados obtenidos en aplicación y ejecución de las “medidas recomendadas”.

    Si hay una intención de promocionar el turismo local y promover a Europa como destino seguro, la Comisión Europea debería acompañar esta estrategia con un proyecto legislativo que brinde mayor seguridad jurídica en torno a la libre circulación de personas, reanudación del transporte entre los Estados miembros, rastreo de contactos, etc. específico para el COVID-19 que además incluya un régimen de sanciones en caso de incumplimiento.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.